Existen tres tipos principales de diabetes: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo).

La diabetes tipo 1 es causada por una reacción autoinmunitaria (el cuerpo se ataca a sí mismo por error) que impide que el cuerpo produzca insulina. Aproximadamente del 5 al 10% de las personas que tienen diabetes tienen el tipo 1. Por lo general, los síntomas de esta diabetes aparecen rápidamente. Generalmente se diagnostica en niños, adolescentes y adultos jóvenes. Las personas que tienen diabetes tipo 1, deben recibir insulina todos los días para sobrevivir. En la actualidad, nadie sabe cómo prevenir la diabetes tipo 1.

Con la diabetes tipo 2, el cuerpo no usa la insulina adecuadamente y no puede mantener el azúcar en la sangre a niveles normales. Aproximadamente del 90 al 95% de las personas con diabetes tiene la diabetes tipo 2. Es un proceso que evoluciona a lo largo de muchos años y generalmente se diagnostica en los adultos (si bien se está presentando cada vez más en los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes). Es posible que no sienta ningún síntoma; por lo tanto, es importante que se haga un análisis de sus niveles de azúcar en la sangre si está en riesgo. La diabetes tipo 2 se puede prevenir o retrasar con cambios de estilo de vida saludables, como bajar de peso si tiene sobrepeso, tener una alimentación saludable y hacer actividad física regularmente.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional, que surge durante el embarazo, corresponde a valores de hiperglucemia que, pese a ser superiores a los normales, son inferiores a los establecidos para diagnosticar la diabetes.

Este tipo de diabetes aumenta el riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto. Además, tanto la madre como, posiblemente, sus hijos corren más riesgo de presentar diabetes de tipo 2 en el futuro. La diabetes gestacional se diagnostica al practicar pruebas diagnósticas prenatales, y no tanto porque la gestante refiera síntomas.

¿Existen otros tipos de diabetes?

Se estima que un cinco por ciento de todos los casos diagnosticados de diabetes son de un tipo raro de diabetes, como la diabetes autoinmune latente del adulto (LADA, por sus siglas en inglés), la diabetes de la edad madura que se presenta en el joven (MODY, por sus siglas en inglés), diabetes relacionada con la fibrosis quística (DRFQ, por sus siglas en inglés), el síndrome de Cushing y otros. 

Diabetes LADA; es un tipo de diabetes que a menudo se diagnostica erróneamente como diabetes tipo 2. También conocida como “tipo 1.5”, en realidad es una forma de diabetes tipo 1 que se desarrolla muy gradualmente.

Diabetes Monogénica; es un tipo poco común de diabetes que es causada por una sola mutación genética. Tiene características tanto de la diabetes Tipo 1 como de la diabetes tipo 2, y con frecuencia se diagnostica erróneamente como uno de los tipos más comunes.

Diabetes Lábil; Este tipo de diabetes es una diabetes rara para que se requiere insulina y está caracterizada por episodios frecuentes de hipoglucemia severa o CAD (cetoacidosis diabética). Esta inestabilidad de los niveles de glucosa en sangre con frecuencia requieren que quien los presente sea hospitalizado y requiere de monitoreo de glucosa frecuente, el uso de microinfusora (bomba de insulina) de insulina y monitoreo continuo de glucosa (MCG). En algunos casos se necesita de un trasplante pancreático.

Fuente: 
Organización Mundial de la Salud (OMS) - www.int/es
Centro para el control y la Prevención de Enfermedades (CDC) - www.cdc.gov/
Beyond Type 1 - es.beyondtype1.org