Para determinar si una persona está por encima de su peso ideal y le conviene adelgazar, o es demasiado delgada se utiliza el IMC o Índice de Masa Corporal, también conocido como BMI (Body Mass Index) o IQ (Índice de Quetelet). Se trata de una fórmula que nos permite calcular la masa corporal de una persona.

El índice de masa corporal (IMC) es el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la estatura en metros. El IMC es un método de evaluación fácil y económico para la categoría de peso: bajo peso, peso saludable, sobrepeso, y obesidad.

El IMC no mide la grasa corporal directamente, pero el IMC se correlaciona moderadamente con medidas más directas de la grasa corporal. Además, el IMC parece estar tan fuertemente correlacionado con diversos resultados metabólicos y de enfermedades como lo están estas medidas más directas de la grasa corporal.

¿Cómo o cuando se debe usar el IMC?

Es importante saber que El IMC se usa como una herramienta de detección, pero no diagnostica la grasa corporal ni la salud de un individuo, esta parte es importante que la realice un profesional dado que en muchos casos se necesitaran más datos que únicamente tu peso y estatura para determinar si el exceso de peso es un riesgo para tu salud.

El IMC es un calculo muy certero y económico que permite identificar a tiempo el riesgo de estar en un rango de obesidad o sobrepeso peligroso. Existen otros métodos para medir la grasa corporal, sin embargo, estos métodos no siempre están disponibles y son costosos o requieren personal altamente capacitado para realizarlos. Además, muchos de estos métodos pueden ser difíciles de estandarizar entre los observadores o máquinas, lo cual complica las comparaciones de los estudios y periodos de tiempo.

¿Cómo se calcula el IMC?

El IMC se calcula de la misma manera tanto para adultos como para niños. El cálculo se basa en las siguientes fórmulas:

Unidades de medidaFórmula y cálculo
Kilogramos y metros (o centímetros)Fórmula: peso (kg) / [estatura (m)]2Con el sistema métrico, la fórmula para el IMC es el peso en kilogramos dividido por la estatura en metros cuadrados. Debido a que la estatura por lo general se mide en centímetros, divida la estatura en centímetros por 100 para obtener la estatura en metros.Ejemplo: Peso = 68 kg, Estatura = 165 cm (1.65 m)
Cálculo: 68 ÷ (1.65)2 = 24.98
Libras y pulgadasFórmula: peso (lb) / [estatura (in)]2 x 703Calcule el IMC al dividir el peso en libras (lb) por la altura en pulgadas (in) cuadradas y multiplicar por un factor de conversión de 703.Ejemplo: Peso = 150 lb, Estatura = 5’5″ (65″)
Cálculo: [150 ÷ (65)2] x 703 = 24.96

¿Cómo se interpreta el IMC para adultos?

Para adultos de 20 años o más, el IMC se interpreta usando categorías de estado de peso estándar. Estas categorías son iguales para hombres y mujeres de todos los tipos de cuerpo y edades.

Las categorías de estado de peso estándar asociadas con los rangos de IMC para adultos se muestran en la siguiente tabla.

IMCNivel de peso
Por debajo de 18.5Bajo peso
18.5 – 24.9Normal
25.0 – 29.9Sobrepeso
30.0 o másObesidad

Por ejemplo, estos son los rangos de peso, los rangos del IMC correspondientes y las categorías de nivel de peso para una persona que mide 5 ′ 9 ″.

EstaturaRango de pesoIMCNivel de peso
5′ 9″124 lb o menosPor debajo de 18.5Bajo peso
125 a 168 lb18.5 a 24.9Normal
169 a 202 lb25.0 a 29.9Sobrepeso
203 lb o más30 o másObesidad

¿El IMC se interpreta de la misma manera para los niños y adolescentes que para los adultos?

El IMC se interpreta de manera diferente para niños y adolescentes, aunque se calcula utilizando la misma fórmula que el IMC para adultos. El IMC de niños y adolescentes debe ser específico para la edad y el sexo porque la cantidad de grasa corporal cambia con la edad y la cantidad de grasa corporal difiere entre niñas y niños.

Importancia del IMC en la diabetes

Como lo comentábamos al inicio, IMC no solo es un método para detectar el riesgo de sobrepeso, también sirve para detectar cuando una persona esta por debajo del peso idóneo para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. La diabetes curiosamente tiende a relacionarse con estos dos extremos.

En la diabetes tipo 1, Si no se diagnostica ni se trata esta condición puede provocar una pérdida de peso en la persona. Debido a que el organismo no puede utilizar la glucosa apropiadamente éste la deshecha (y las calorías) en la orina. Como resultado, un niño con diabetes tipo 1 puede perder peso, a pesar de tener un apetito normal o incrementado. Una vez que un niño o adolescente con diabetes tipo 1 es diagnosticado o recibe tratamiento, su peso generalmente vuelve a ser normal. El exceso de peso también puede, ocasionalmente, ser un problema para las personas con diabetes tipo 1.

En la diabetes tipo 2, muchas personas tienen sobrepeso cuando se les diagnostica diabetes tipo 2. El sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo de que una persona adquiera diabetes. Si una persona ya tiene diabetes tipo 2 y aumenta de peso será aún más difícil para él o ella controlar su nivel de azúcar en la sangre.

Es por ello que conocer el IMC y como calcularlo se vuelve una herramienta muy importante en el cuidado de la diabetes, tanto para detectar si estamos perdiendo mucho peso o si estamos ganando mucho peso y esto nos puede llevar a consecuencias muy negativas en el cuidado de nuestra diabetes.

Desafíos para controlar el peso

Alcanzar y mantener un peso saludable puede ser un desafío para algunos niños y adolescentes, incluso para los adultos. He aquí algunos problemas comunes que merecen ser vigilados, principalmente cuando se tratan de nuestros pequeños:

Merendar en exceso. Muchas dietas constan de 5 tiempos de comidas, dentro de las cuales encontramos “las meriendas o entretiempos”, normalmente recomendados por los dietistas o nutricionistas, el problema esta cuando abusamos de estos tiempos de comida.

¡Mantenerse activo! Además de un plan de alimentación saludable, un estilo de vida activo también le ayudará a mantener su peso. La actividad física regular puede reducir el riesgo de muchas enfermedades crónicas y ayudar a mantener su cuerpo sano y fuerte. Esto le dará más probabilidades de mantener su peso.

Autovigilancia, también puede resultarle útil pesarse con regularidad. Si nota que está comenzando a subir de peso, tómese el tiempo necesario para examinar su estilo de vida. Con estas estrategias, aumenta las probabilidades de darse cuenta de pequeños aumentos más rápidamente.

¡Cuidado con las dietas extremas! Algunos personas con diabetes – especialmente los mas jovenes – pueden tratar de perder peso con dietas de moda, de hambre o de otras medidas extremas. Estos métodos no son buenos para nadie, pero son especialmente perniciosos para personas con diabetes porque producen descontrol en los niveles de azúcar en sangre.

Referencias:
Centro para el control y la prevención de enfermedades (CDC) – https://www.cdc.gov/healthyweight/spanish/
Nemour’s Kids Health – https://kidshealth.org/es/parents/weight-diabetes.html
National Heart, Lung and Blood Institute (NIH) – https://www.nhlbi.nih.gov/health/educational/lose_wt/BMI/bmi-m_sp.htm