A dos años de iniciado la batalla contra el covid-19, y lo que hace mas de un año mirábamos muy distante, hoy es una realidad, las vacunas! Tema de mucha controversia, con muchos ángulos y perspectivas. Lo que es muy cierto que para la comunidad diabetes, este tema no es de debate o pesarlo dos veces. Nuestra condición médica nos hace mas vulnerable, no al contagio, pero si a los riesgos que conllevan el convida combinado con nuestra diabetes.

Es por ello que hoy queremos hablar un poco de lo que una tercera dosis representa para nosotros, las ventajas de aplicarla y los riesgos de no hacerlo, al final del día solo es un pinchazo mas de nuestro día a día.

Variante Ómicron y las vacunas actuales

La muy mutada variante ómicron ha propinado un golpe serio a la habilidad de las vacunas para protegernos del contagio del virus que produce covid. Dos dosis de algunas vacunas no ofrecen casi ninguna protección contra una infección de ómicron, aunque todavía reducen considerablemente el riesgo de que te enfermes de gravedad y tengas que recibir asistencia hospitalaria.

Todas las vacunas se desarrollaron para combatir la primera versión del virus que surgió hace dos años.¿Puede entonces una tercera vacuna o dosis de refuerzo de esas mismas vacunas originales marcar el cambio, o será que ómicron ya burló la protección que nos pueden dar?

Afortunadamente para nosotros, aunque que el contenido de las jeringas puede ser idéntico, una dosis de refuerzo no es simplemente más de lo mismo para el sistema inmune. La protección que te da una tercera dosis es mayor, más amplia y con más memoria que la que tenías antes.

Escuela de covid

El sistema inmune tiene que aprender cómo se combate el coronavirus. Una de las alternativas para ello es que tu organismo aprenda por si solo ante la presencia del covid, sin embargo esta el riesgo que lo haga mal y termines en graves complicaciones médicas.

¿Porque no ayudarle un poco?, la segunda alternativa es enviarlos a la escuela de covid. Las vacunas funcionan más como asistir a la escuela: un entorno seguro donde tu sistema inmune puede aprender más sobre covid, y así como nuestro cerebro necesita de etapas en nuestro proceso de aprendizaje, también lo necesita nuestro sistema inmunológico.

Como en nuestro proceso educativo, vamos a la primaria, secundaria, universidad, etc… La primera dosis de la vacuna covid viene siendo nuestra primaria, quien nos da las bases fundamentales.

La segunda y tercera dosis son comparables a enviar tu sistema inmune a la escuela secundaria y a la universidad para profundizar dramáticamente su conocimiento. No es que se esté simplemente repitiendo la escuela primaria una y otra vez.

“El sistema inmune queda con un conocimiento y entendimiento más profundo del virus”, explicó el profesor Jonathan Ball, un virólogo de la Universidad de Nottingham, Inglaterra. Dijo que a pesar de todo lo que se habla de los viles trucos de ómicron, un sistema inmune altamente entrenado presenta “un ambiente increíblemente difícil y hostil” para el virus y sus variantes.

Cada dosis de la vacuna desata otra ola de evolución de anticuerpos en el sistema inmune. Va en busca de mejores anticuerpos que puedan adherirse más firmemente al virus. Es un proceso llamado maduración de la afinidad.

“Tus anticuerpos adquieren mejor forma a medida que pasa el tiempo, se vuelven más refinados y más sofisticados”, comentó el profesor Altmann. Dosis adicionales de la vacuna también hacen que el sistema inmune amplíe su repertorio de anticuerpos a medida que encuentra nuevas maneras de atacar el virus.

Cuestión de números

No se trata únicamente de la calidad de los anticuerpos, también aumenta la cantidad con las dosis de refuerzo. “Tienes más (anticuerpos), su concentración en la sangre aumenta y no sabemos por cuánto tiempo, pero entre más veces te vacunes la memoria inmune perdura más“, señaló el profesor Charles Bangham de Imperial College.

El impacto de todo esto está claro en los mismos estudios que demostraron que dos dosis eran más débiles contra ómicron. La protección contra los síntomas de covid aumentó casi al 75% después de la tercera dosis. En otras áreas del sistema inmune, la dosis de refuerzo también les están dando a nuestro cuerpo la delantera contra futuras variantes.

Así que, mientras ómicron se escabulle de nuestro sistema inmune, cada dosis de vacuna y, en efecto, cada infección, nos están dando a las defensas de nuestro cuerpo más herramientas para darle caza.

Referencias:
BBC NEWS | MUNDO – www.bbc.com/mundo/noticias

Organización Mundial de la Salud – www.who.int/es