CONOCE LA DIABETES

Aportes de nuestra comunidad

Es un trastorno metabólico, caracterizado por una concentración anormalmente alta de glucosa o azúcar 
en la sangre. El termino “Diabetes” que significa sifón, refiriéndose en la antigua Grecia, a el síntoma mas llamativo por la exagerada emisión de orina.

El termino “Mellitus”, nace con Tomás Willis, quien hacia enfasis al sabor dulce de la orina, dandole el nombre “mellitus” por el sabor a miel.

La Glucosa (o azúcar) es nuestro combustible. Nuestro organismo convierte en glucosa los alimentos que ingerimos, y la utiliza como fuente de energía para realizar todas nuestras funciones, desde pensar, dormir y respirar, hasta trabajar.

La glucemia (o glicemia) es el término utilizado para referirnos al nivel de azúcar o glucosa en la sangre. Cuando falta la insulina o ésta se produce en cantidades suficientes, pero el cuerpo tiene problemas para utilizarla, el azúcar no puede entrar a las células y se acumula en la sangre, produciendo hiperglucemia.

Es la elevación anormal del azúcar en la sangre, principal característica de la diabetes. Es importante hablar con el médico sobre los niveles propios de azúcar en la sangre para determinar cuáles son los niveles normales de cada individuo.

La Insulina, es una hormona producida por el páncreas, indispensable para transformar los alimentos que comemos en glucosa. Es la llave que abre la puerta de entrada de la glucosa a los tejidos

También llamada Diabetes Juvenil, porque típicamente aparece en la adolescencia, es una condición crónica en la cual el páncreas produce poca o ninguna insulina y la persona con diabetes se convierte “insulinodependiente”.

Diabetes tipo 2, es cuando el cuerpo produce insulina pero de manera insuficiente o el cuerpo no puede utilizarla adecuadamente (resistencia a la insulina). A diferencia de la Diabetes 1, esta puede aparecer a cualquier edad.

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que aparece por primera vez durante el embarazo en mujeres embarazadas que nunca antes padecieron esta enfermedad. En algunas mujeres, la diabetes gestacional puede afectarles en más de un embarazo. La diabetes gestacional por lo general aparece a la mitad del embarazo y desaparece al termino del parto. Los médicos suelen realizar estudios entre las 24 y 28 semanas del embarazo.

La prediabetes es una afección grave en la que los niveles de azúcar en la sangre son más altos que lo normal, pero todavía no han llegado a niveles lo suficientemente altos para que se diagnostique diabetes tipo 2.

Aunque existe un componente genético, hay una relación muy estrecha con el sobrepeso y la obesidad. De hecho, el 85 % de las personas con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso. Una persona con muchos antecedentes familiares de diabetes tipo 2 puede disminuir muy significativamente el riesgo de padecerla si lleva un estilo de vida sano, con dieta saludable y ejercicio. Por el contrario, una persona muy obesa tiene un riesgo importante, aún sin antecedentes familiares de diabetes.

A día de hoy la diabetes tipo 1 no se puede prevenir. En cuanto a la tipo 2, sí que hay una relación muy estrecha con el sobrepeso y la vida sedentaria. Por tanto, es importante mantener un peso normal mediante una dieta sana y ejercicio. En ocasiones damos tratamiento farmacológico a personas que sin tener diabetes están en la parte alta de lo normal, especialmente si presentan resistencia a la insulina.

La dosis de insulina de acción rápida dependerá de los niveles de glucosa en sangre, la presencia de cetonas y las condiciones individuales de cada persona (el médico le indicará su grado de sensibilidad a la insulina que determina la cantidad requerida para corregir y/o ajustar dosis para conseguir glucemia normal).La Insulina se administra mediante una inyección en el tejido subcutáneo.

Si tiene alguno de los siguientes síntomas de diabetes, vea a su médico para que le haga un análisis del nivel de azúcar en la sangre:

1. Necesidad de orinar (hacer pis) con mucha frecuencia, y también durante la noche.
2. Mucha sed
3. Pérdida de peso sin intentarlo
4. Mucha hambre
5. La visión borrosa
6. Hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies
7. Mucho cansancio
8. La piel muy seca
9. Llagas que cicatrizan muy lentamente
10. Más infecciones de lo habitual